Adiós al dinero fácil

La actual crisis financiera, originada por el derrumbe de las hipotecas basura del mercado estadounidense, ha agravado la ya delicada economía española.

Pese a que los bancos españoles se hayan abstenido de realizar operaciones de alto riesgo, la actual falta de liquidez está agravando la ya baja concesión de créditos en España.

En el contexto de la crisis financiera mundial y de la crisis originada por el desplome inmobiliario, conseguir un crédito en España está resultando sumamente difícil. Los bancos sufren una falta de liquidez que conlleva la aplicación de criterios muy restrictivos para el préstamo. No sólo es cada día más difícil para el ciudadano medio conseguir financiación para una hipoteca. Tampoco valen ya las nóminas y garantías con las que hace pocos años millones de familias compraron pisos a precios desorbitantes, y a menudo muy por encima de sus posibilidades.

Finaliza la etapa dorada del crédito fácil. Durante años, se han conseguido créditos en España incluso por encima del importe total de una hipoteca, sin olvidar las créditos rápidos y las soluciones de préstamos personales de los bancos a particulares. Los creditos a los hogares se han reducido considerablemente. El volúmen de créditos hipotecarios se ha acercado al de otros préstamos al consumo, por las restricciones y por la falta de demanda de pisos. Mientras los bancos se deshacen en ofertas para captar fondos, los créditos en España se conceden con cuentagotas, a la vez que suben tanto la morosidad como la incertidumbre a medio y largo plazo.

Be Sociable, Share!
Comentarios (0) »

No hay comentarios.

TrackBack URL

Deja un comentario:

Be Sociable, Share!